Los documentos que las personas dentro de las organizaciones emplean para efectuar sus funciones, deberes y obligaciones pueden no estar integrados dentro de los manuales e incluso permite adecuarse más rápidamente a necesidad de la operación, sin necesidad de esperar todo el proceso de aprobación de manuales ante las Autoridades.

Dichos documentos y los procedimientos de uso deben integrarse preferentemente a los manuales de la organización.

Una buena estructura de manuales le permite madurar sus procesos y procedimientos