La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos o carta magna, rige jurídicamente al país, fijando los límites y las relaciones entre los poderes de la federación: poder legislativo, ejecutivo y judicial, entre los tres niveles diferenciados del gobiernoː el federal, estatal y municipal, y entre todos aquellos y los ciudadanos. Asi mismo, fija las bases para el gobierno y para la organización de las instituciones en que el poder se asienta y establece; en tanto los Códigos complementan el pacto social supremo de la sociedad mexicana, los derechos y los deberes del pueblo mexicano.