Las organizaciones como ente autónomo, conforma a grupo de personas que tienen sus propias funciones con responsabilidades, autoridades y relaciones para lograr los objetivos. El entorno en el que se desenvuelve la organización es profundamente diferente al de décadas recientes. El contexto en el que trabaja una organización actualmente se caracteriza por el cambio acelerado, la globalización de los mercados, los recursos limitados y la aparición del conocimiento como un recurso principal. Los factores internos tales como los valores, cultura, conocimiento y desempeño de la organización ahora más que nunca depende de efectuar las actividades de forma coordinada para dirigir y controlar la organización.

La especialización de las personas surge como una necesidad para revertir las estadísticas de organizaciones que cierran por problemas técnicos, legales, administrativos y financieros y que ejecuten y cumplan de manera adecuada sus funciones asignadas.